Más de 6 meses después de la victoria más glamurosa del año en tierras compostelanas, UD Ourense vuelve oficialmente al trabajo con muchas caras nuevas y un nuevo hogar.

Vilar de Astrés, vivero de grandes tardes de fútbol con el extinto Galaico, cambia la tierra por el verde, para dar la bienvenida al equipo con más seguimiento de la provincia.

Una nueva temporada marcada por el Covid y que será el punto de comienzo de una nueva etapa marcada por la continuidad del sello Ourense pero actualizado con jovenes promesas con mucho margen de mejora.

El guardameta Dani Sampayo, que conquistaba el ascenso a División de Honor con Pabellón, el centrocampista con pasado en la cantera de Celta, el carballinés Migui que la temporada pasada jugaba en la máxima categoría juvenil con Conxo y la «Zurdita de oro» Raúl Melo, que con sus goles llenó de color la temporada de Velle en preferente y el central Villarino que se incorpora del juvenil son las apuestas de nuevo cuño para esta temporada. El póker lo completa otro ourensano ya contrastado y que vuelve a casa tras su ultimo destino en  Somozas, el delantero Carlos de Dios.

Además de estas novedades, tres jugadores serán de la partida desde el exterior, el lateral Varo procedente de CD Lugo B, y los atacantes Alberto Cabanyes, con pasado en Barbadás y el canario Amín.

Renuevan: «Pam Pam Orellut» Huguinho García, Viti, Vieytes, «El mago Frodovic» Alfredo único jugador sin por ahora recambio en la plantilla, Gabi Sanín, «Champions» el centrocampista Champi, «Siglo XXI» Manu Blanco que esta temporada está llamado a dar un paso adelante, «La Catedral de Velle» Borja Atanes, «O neno de Antela» Carlinhos, Isi, «Kaiser de Luintra» Pablo Corzo, Tiago y el capitán «Sindrome de Benjamin Button» Rubén Durán.

El ilustre capítulo de bajas lo componen: Josu que cruza la pasarela para instalarse en Ourense CF, Iago Blanco que lo hace en Somozas, «Golden Boy» Marquitos, «Aldea del Arce» Rubén Arce, «Gps» Germán y «James» Presas que arriban en Espiñedo, el portero Ángel Díez y Dani Pedrosa.

Con el objetivo de estar lo más arriba posible el equipo vermello, afronta con optimismo esta temporada tan atípica. El plano físico será fundamental en una competición mas corta de lo habitual marcada por los dichososlos subgrupos covid que te penalizan un inicio dubitativo.

Mucha suerte a Fernando Currás y su plantilla en esta temporada que comienza el próximo 18 Octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *